You Are Here: Home » Consejos » Disfruta de la dieta mediterránea

Disfruta de la dieta mediterránea

La primera alimentación del bebe, la leche materna, garantiza el crecimiento, desarrollo e inteligencia del niño y fortalece el vínculo afectivo.  Protege al niño de alergias, enfermedades de la piel, desnutrición, obesidad, diabetes juvenil y deficiencia de micronutrientes.

Una vez que el bebé puede comenzar a ingerir todos los alimentos la dieta mediterránea es la más acertada para seguir con una buena alimentación.

La dieta mediterránea es el mejor ejemplo de alimentación saludable. En nuestro país su puesta en práctica es fácil porque se dispone de todos los alimentos que la componen y que son, además, de la máxima calidad: aceite de oliva, pescado, legumbres, cereales, frutas, verduras, lácteos y frutos secos.

Sus distintas combinaciones dan lugar a numerosas recetas de alto valor gastronómico y nutritivo. Hay que enseñar a los niños a disfrutar de las ventajas de la dieta mediterránea y a comprar y cocinar.

La práctica de ejercicio físico, complementada con una alimentación saludable, es esencial para prevenir la enfermedad y promover la salud. El niño debe acostumbrarse a realizar actividades físicas y reducir el ocio sedentario, evitando el exceso de horas de televisión y videojuegos.

El papel de los padres en la formación de los hábitos alimentarios de sus hijos y de un estilo de vida saludable es esencial. Deben estimularlos a comer de todo y a valorar los alimentos y platos como un tesoro cultural. Comer de todo es una necesidad y un placer. La comida debe aportar las cantidades en energía y nutrientes que el organismo necesita, pero también el bienestar que supone un plato bien preparado, consumido en un lugar agradable y en buena compañía.

El abuso de la comida rápida nunca es aconsejable, pues contribuye a la formación de malos hábitos alimentarios y a la obesidad infantil. Una dieta variada debe contener alimentos de todos los grupos para así, ayudar al correcto desarrollo y crecimiento infantil, y a crear hábitos alimentarios correctos.

Os dejamos un ejemplo de menú semanal elaborado para una escuela infantil en la que cada menú  aporta una dieta adecuada a las necesidades energéticas y nutricionales de los más pequeños.

Clip to Evernote

Deja un comentario

© 2014 Aprende.com

Scroll to top