Etiquetas: ‘coaching Olmedo’

Una de las mejores enseñanzas que los padres pueden transmitir a sus hijos es una actitud saludable frente a la vida, prepararles para tratar con las dificultades y desafíos que se les presenten de una manera provechosa. Uno de los caminos para lograrlo es ayudarles a ver el lado bueno de las cosas, un aspecto que no tiene por qué estar ligado a la inocencia. Además, es recomendable hacerlo desde la infancia más temprana: una investigación sobre este tema revela que los niños entienden que pensar de manera positiva les hace sentirse mejor.

optimismo infantil

Como cualquier persona, cuando un niño hace algo mal se pregunta por qué, y siempre se realiza tres cuestiones  ¿quién tiene la culpa?, ¿cuánto tiempo durará?, ¿en qué medida me afectará?

Aquí es donde los padres pueden enseñar al pequeño cómo abordar las respuestas desde una visión más amplia para aprender a mejorar desde la responsabilidad. Compartir los pensamientos positivos con los hijos, reformular sus frases ‘negativas’ para que puedan descubrir la parte beneficiosa, contar historias parecidas de superación de dificultades o usar elementos gráficos para inspirar (vídeos, cuentos, historias…) son algunas herramientas que pueden ser útiles a los padres.

Fuente: Consumer

no-one-can-make-you-feel-inferior-without-your-consentb

“Vengo, maestro, porque me siento tan poca cosa que no tengo fuerzas para hacer nada. Me dicen que no sirvo, que no hago nada bien, que soy torpe y bastante tonto. ¿Cómo puedo mejorar? ¿Que puedo hacer para que me valoren más?
El maestro sin mirarlo, le, dijo:

– Cuanto lo siento muchacho, no puedo ayudarte, debo resolver primero mi propio problema. Quizás después. y haciendo una pausa agrego:

– Si quisieras ayudarme tu a mi, yo podría resolver este problema con mas rapidez y después tal vez te pueda ayudar.

– E. . . encantado, maestro- titubeó el joven, pero sintió que otra vez era desvalorizado, y sus necesidades postergadas.

Bien, asintió el maestro. Se quito un anillo que llevaba en el dedo pequeño y dándoselo al muchacho, agrego – toma el caballo que está allá afuera y cabalga hasta el mercado.

Debo vender este anillo porque tengo que pagar una deuda. Es necesario que obtengas por el la mayor suma posible, pero no aceptes menos de una moneda de oro. Ve y regresa con esa moneda lo mas rápido que puedas.

El joven tomó el anillo y partió. Apenas llegó, empezó a ofrecer el anillo a los mercaderes. Estos lo miraban con algún interés, hasta que el joven decía lo que pretendía por el anillo.

Cuando el joven mencionaba la moneda de oro, algunos reían, otros le daban vuelta la cara y solo un viejito fue tan amable como para tomarse la molestia de explicarle que una moneda de oro era muy valiosa para entregarla a cambio de un anillo.

En el afán de ayudar, alguien le ofreció una moneda de plata y un cacharro de cobre, pero el joven tenia instrucciones de no aceptar menos de una moneda de oro y rechazo la oferta.

Después de ofrecer su joya a toda persona que se cruzaba en el mercado mas de cien personas, abatido por su fracaso montó su caballo y regresó.

¡Cuánto hubiera deseado el joven tener el mismo esa monedade oro! Podría entonces habérsela entregado el mismo al maestro para liberarlo de su preocupación y recibir entonces su consejo y ayuda.

Entró en la habitación.

– Maestro -dijo- lo siento, no se puede conseguir lo que me pediste. Quizás pudiera conseguir dos o tres monedas de plata, pero no creo que yo pueda engañar a nadie respecto del verdadero valor del anillo. Que importante lo que dijiste, joven amigo- contestó sonriente el maestro.

Debemos saber primero el verdadero valor del anillo. Vuelve a montar y vete al joyero. ¿Quién mejor que él para saberlo? Dile que quisieras vender el anillo y pregúntale cuánto te da por él.

Pero no importa lo que ofrezca, no se lo vendas. Vuelve aquí con mi anillo. El joven volvió a cabalgar.

El joyero examino el anillo a la luz del candil con su lupa, lo peso y luego le dijo: Dile al maestro, muchacho, que si lo quiere vender ya, no puedo darle mas que 58 monedas de oro por su anillo.

-¡ ¡ ¡ 58 MONEDAS ! ! ! Exclamó el joven.

Sí, replico el joyero- yo sé que con tiempo podríamos obtener por el cerca de 70 monedas, pero no sé. . . si la venta es urgente. . .

El joven corrió emocionado a la casa del maestro a contarle lo sucedido.

Siéntate- dijo el maestro después de escucharlo – Tu eres como este anillo:

Una joya, valiosa y única. Y como tal, solo puede evaluar verdaderamente un experto. ¿Qué haces por la vida pretendiendo que cualquiera descubra tu verdadero valor?

Y diciendo esto, volvió a ponerse el anillo en el dedo pequeño. Todos somos como esta joya, valiosos y únicos, y andamos por los mercados de la vida pretendiendo que gente inexperta nos valore.”

Recuerda:

No one can make you feel inferior without your consent.” “Nadie puede hacerte sentir inferior sin tu consentimiento” Eleanor Roosevelt

no-one-can-make-you-feel-inferior-without-your-consentb

La poesía puede ser una gran herramienta para motivarnos y ponernos en la acción,al igual que el coaching. A continuación les dejamos un precioso poema de Mario Benedetti.

                              No te rindas

Benedetti No te rindas

 

Todos en algún momento de nuestra vida hemos cometido errores, errores en nuestra vida profesional, familiar, sentimental, económica u otra y cuando recuerdas lo que sucedió te de rabia o angustia, haciéndote sentir  que te equivocaste o que fracasaste. Me gustaria decirte que en la vida los fracasos no existen, solo existen resultados, y en esa situación puntual los resultados fueron distintos a los que tu esperabas.

¿Que puedes hacer para tener éxito en el futuro y no volver a cometer los mismos errores del pasado?

Debes de tener en cuenta que si quieres tener éxito en cualquier área de tu vida este solo llegara como consecuencia de las buenas decisiones que tomes y esas buenas decisiones serán el resultado de tu experiencia, experiencia que obtienes sacando la lección de las malas decisiones que has tomado en el pasado.

aprende de tus errores

Ahora, si tu piensas que no tienes nada que aprender de los errores cometidos y que no hay lección alguna que sacar, siento decirte que estas destinado a cometer lo mismos errores una y otra vez.

Preguntate ¿Qué lección o lecciones sacas hoy de las malas decisiones tomadas en el pasado?  ¿Cual es la enseñanza que estas te dejan? Por que es esa lección, esa enseñanza, tu única garantía para que puedas tomar decisiones exitosas en el futuro y así disfrutar de la vida que te mereces, una vida realizada.